Guerrero Azteca

10 mayo, 2018 1 Por Culturízate Ibagué




El guerrero águila azteca

guerrero águila azteca

El guerrero águila azteca, eran guerreros de élite que componían el ejército azteca. Su nombre deriva del vocablo náhualt cuāuhpilli, que quiere decir “noble águila”, por lo que se les reconocía por las plumas que decoraban su atuendo.

Fueron los guerreros más letales de los aztecas y los más peligrosos enemigos a los que tuvieron que enfrentarse los conquistadores españoles en Centroamérica. También se los conoce como Orden Mexicana del Águila y Orden Águila Azteca.

Hoy día, todavía son recordados por su fiereza en la batalla y, sobretodo, por los sanguinarios sacrificios humanos con los que complacían a sus dioses.

Desde el momento del nacimiento, se imbuía en el niño el carácter y su destino como guerrero. Nada más salir del vientre de su madre se ponían un escudo y una flecha en cada una de las manos del recién nacido.

Te puede interesar:

Tras la ceremonia en la que se cortaba el cordón umbilical, ambos objetos eran enterrados por un prestigioso guerrero en un campo de batalla, simbolizando así la presencia de un nuevo guerrero.

Por regla general, todos los niños aztecas eran instruidos en el arte de la guerra y el manejo de las armas pero era a partir de los 14 años cuando sólo los más preparados pasaban a la escuela a modo de primigenia orden mexicana de guerreros.

Existían dos tipos de escuelas para jóvenes en la sociedad azteca. Los hijos de la clase media y baja acudían a la telpochcalli.

Allí pasaban por un entrenamiento muy duro consistente en baños de agua helada, comidas frugales y el estudio de cantares y gestas.

Además de aprender a manejar armas, también realizaban otro tipo de trabajos relacionados con la construcción y la agricultura, donde aprendían a soportar el cansancio físico y aumentaban la resistencia del cuerpo.




El guerrero jaguar azteca

Guerrero Jaguar azteca

El guerrero azteca jaguar, llamado ocēlōpilli en la lengua náhualt, era el miembro del ejército azteca que servía en el mismo como soldado profesional dentro de sus fuerzas especiales.

Una de sus particularidades reside en que todos los guerreros jaguar pertenecían a la clase baja, los mācēhualtin, a diferencia de lo que ocurría con sus compañeros, los guerreros águila, que pertenecían a la nobleza.

Durante las campañas militares, los guerreros jaguar eran enviados al frente de batalla. Para conseguir este estatus, los guerreros aztecas debían ser capaces de apresar a doce enemigos con vida en dos campañas, es decir, debían capturar a seis en una y seis en la otra.

Los guerreros jaguar se distinguían por la gran velocidad con la que eran capaces de atacar al enemigo además de la valentía y el arrojo que mostraban en la batalla, imitando a los jaguares. En ocasiones, decidieron la victoria de una batalla sin ni siquiera pelear ya que su sola presencia desmoralizaba al enemigo haciéndole huir.




[Total:1    Promedio:1/5]