Cultura Egipcia

Cultura Egipcia

Geografía del antiguo Egipto

La geografía del Antiguo Egipto es muy significativa y va a influir muchísimo en su arte. Egipto está situado en el nordeste de África y está muy aislado de otros países por su situación geográfica. Sus límites son: por el oeste, el desierto de Libia; por el este, el desierto de Arabia; por el norte el mar Mediterráneo y por el sur el macizo de Etiopía y el desierto de Nubia.

Está recorrido de sur a norte por el río Nilo, que va a tener muchísima importancia en el desarrollo de esta civilización.

Cultura Egipcia

(Heródoto dice "Egipto es un don del Nilo"). Al Nilo le llaman río de los dioses ya que tiene un carácter sagrado y es honrado por los egipcios. El Nilo da vida al valle que se desarrolla a lo largo de él. Este valle va a tener una anchura muy pequeña, de 5 a 30 km, dependiendo de las zonas. Es un río muy irregular en cuanto al caudal debido a las lluvias monzónicas, por lo que crea inundaciones, que beneficiaban la fertilidad, por lo que la cosecha depende de las crecidas del Nilo, y de ella el trabajo y la vida. Desde finales de junio empieza a aumentar su caudal y va arrastrando en un principio malas hierbas y más tarde el limo, que se deposita en el suelo, momento que se aprovecha para sembrar. Esto sucede varias veces al año por lo que Egipto se convierte en un territorio muy rico y fértil.

Pueder ver:

Para controlar el agua aparecen los nilómetros, pozos con señales para medir el nivel del agua para anticiparse al peligro de inundaciones, y en ese caso, construir diques. Aunque este sistema provocaba mucho trabajo, se han seguido usando hasta el siglo XX por la construcción de la presa de Asuán en 1902 y 1971.

Por tanto, la de Egipto es una sociedad fluvial, y ello repercute en el arte: las pinturas y relieves encontrados principalmente en las tumbas reflejan la importancia del río en la vida: transporte, pesca, etc.

Además, el río, las tormentas, etc. influyen en la sociedad creando supersticiones y una religión en la que los dioses están relacionados con fenómenos naturales. Hay un gran misterio en torno a la religión y la divinidad y el más allá van a regir toda la vida.

Egipto está dividido en dos zonas: el Bajo Egipto, que es la zona del Norte, la zona del delta, y el Alto Egipto, que es la zona del sur, a partir de Memphis. Estas dos zonas van a estar representadas de forma iconográfica en dos flores: la flor del papiro representa el Bajo Egipto, mientras que la flor de loto representa el Alto Egipto.

Escritura Egipcia

Cultura Egipcia

  • Escritura jeroglífica: que es la más conocida. Es fundamentalmente monumental (está asociada a los monumentos) y se realiza en relieve. Va a tener una interpretación muy difícil (a veces se lee de izquierda a derecha y otras veces de modo contrario, etc.).

  • Escritura hierática: que es una escritura cursiva, abreviada de la anterior, más usada en la vida común. Aparece en los textos.

  • Escritura demótica: que es más rápida y más popular. Es la que aparece más tardíamente y es la que se usa en Egipto hasta la invasión romana.

La escritura ha sido un instrumento fundamental para el conocimiento de Egipto. No es hasta el siglo XIX cuando se empieza a conocer, a partir de la invasión de Napoleón, que llevó consigo algunos sabios franceses, entre los que cabe destacar a Denon (un grabador que hace una obra ilustrada de Egipto, que va a ser punto de arranque de la egiptología).

Te puede interesar:

Historia

La cultura Egipcia tiene una historia compleja, que empieza muy pronto. La escritura aparece en torno al año 3000 y los egipcios atribuían su creación al dios de la sabiduría, Thot.

También fue fundamental para el conocimiento de la cultura egipcia la aparición de la piedra Rosetta, ciudad cercana a la desembocadura del Nilo, y es una piedra de basalto que tiene una inscripción trilingüe, en egipcio jeroglífico, griego y egipcio demótico, que reproduce un decreto de Ptolomeo V y que fue interpretada por Champolion en 1822. Otro hecho fundamental para el conocimiento de la cultura egipcia fue la abertura de la primera tumba inviolada en 1923, la de Tutankamón, por Carter y Carnavon, así como las cientos de excavaciones que se realizan a partir de estos momentos.

Cultura Egipcia

Los pueblos que viven en Egipto son de origen camita. Se trata de hombres altos, de hombros anchos y con algunos rasgos negroides. Estos pueblos se asientan y se organizan en nomos o cantones independientes, dirigidos por reyes sacerdotes.

Entre ellos hay momentos de lucha y se van a ir configurando en dos zonas, las llamadas las dos tierras:

Reino de Butto, está situado al norte de Egipto, es el Bajo Egipto. Se dedica a la agricultura y al comercio y su distintivo es una corona truncada y roja que está adornada con la cobra o ureus.

Reino de Nejeb o Nekhen, está en el sur de Egipto, es el Alto Egipto. Se dedica a la ganadería y es un pueblo más belicoso. Su distintivo es una corona blanca y alta coronada por un buitre.

Estos dos animales son sagrados y protectores de los egipcios. Hay un momento en el que los dos reinos se van a fundir, y con esta fusión termina el periodo predinástico. Esta fusión es debida al rey Menes, y a partir de este momento al rey se le va a conocer como "Señor de las dos tierras".

La cronología de Egipto es muy complicada y no siempre coinciden todos los historiadores en ella. Se suele partir de la cronología que elaboró el sacerdote egipcio del siglo III a.C. Manetón en la historia de Egipto que redactó para Ptolomeo II. Esta obra estuvo durante mucho tiempo en la biblioteca de Alejandría, pero se perdió con el incendio que destruyó ésta en el 49 a.C., aunque tanto su cronología como sus apuntes se han transmitido.

Organización Política y Social

Cultura Egipcia

La organización política y social de Egipto se ve reflejada tanto en su religión como en su arte. No hay una organización política estable en todos los momentos. Es una monarquía absoluta dirigida por el faraón, que es considerado como un dios y al que se le representa con una serie de símbolos característicos:

La doble corona, que son las dos coronas unificadas y con el ureus (la cobra), o una de ellas.

Brazos cruzados sobre el pecho; en una mano sosteniendo un flagelo (látigo) con tres flecos dorados y en la otra un cetro (o cayado) curvado ž vestigio de la vida que llevaba en un principio el pueblo egipcio cuando era nómada. Estos símbolos también los va a llevar el dios Osiris.

Barba postiza para determinadas ceremonias, que era puntiaguda, sobresalía y a veces termina en una pequeña curva.

El nemes, una tela rallada que lleva sobre la cabeza ceñida sobre la frente y que cae sobre los hombros de forma más o menos triangular. Este atributo también pueden llevarlo otros miembros de la familia real, para distinguirlo sólo el faraón llevará encima la cobra o ureus.

El faraón se rodea de una serie de personajes que le ayudan a gobernar. Están relacionados con la nobleza y son los que realizan las tareas administrativas y políticas.

Una escala social por debajo de estos nobles estaría el pueblo, formado por agricultores, comerciantes y artesanos, entre los que hay distintas categorías y distintos niveles económicos. También existían los esclavos.

Por último hay una clase social que tiene un poder extraordinario que es el clero o cuerpo sacerdotal. Tiene una gran simbiosis con el faraón, que les proporciona tierras y riquezas a cambio de mantener el carácter divino del faraón.

Viven en torno a los templos, pero también tienen una gran importancia en la corte. Hay distintas categorías entre ellos y sobresale el gran sacerdote. Están relacionados con la educación, ya que las escuelas están cercanas a los templos, y deben encargarse del cuidado de los templos y de las representaciones de los dioses, de las procesiones, etc.

Tenían una vida distinta a los demás, comían diferente, estaban obligados a realizar una serie de abluciones, vestían diferente (con túnicas de lino, algunos con una piel de leopardo encima de ésta, y con la cabeza rasurada…), etc. También había sacerdotisas, aunque no tienen tanta importancia. Se encargaban de cuidar a las divinidades femeninas y sus templos, cantaban, bailaban, etc.

De entre el grupo de funcionarios relacionados con la nobleza hay que destacar a los escribas. Se trata de los personajes más cultos de la sociedad. En un principio pertenecían a la familia real, pero más tarde podían provenir de cualquier clase social. Están muy cercanos al rey y tienen también la función de visir. Algunos de ellos eran escribas-sacerdotes.

Es una sociedad que se va a ir complementando y ayudando unos a otros aún entre diferentes clases y eso explica su larga duración y el buen desarrollo de las artes.

Arquitectura Egipcia

Cultura Egipcia

La arquitectura del antiguo Egipto se caracteriza por su monumentalidad. Entre las construcciones más importantes, se encuentran las pirámides y los templos. En este artículo te hablamos de las generalidades de este modelo de edificación y las principales obras arquitectónicas de los egipcios.

Características Generales

El material más utilizado por la cultura egipcia es la piedra, ya que gracias a ésta los edificios más importantes eran imperecederos. En los inicios, también usaron otros componentes como la madera o el adobe, pero a partir del Imperio Antiguo éstos se relegaron a las construcciones menos importantes.

La arquitectura era arquitrabada o adintelada. Esto quiere decir que, aunque los conocían, no utilizaban el arco y la bóveda. Elaboraban figuras rectas que se apoyaban sobre pilares o columnas. En caso contrario, no podían alcanzar la monumentalidad que deseaban. Los muros eran gruesos, lo que aumentaba el colosalismo de los edificios.

El soporte más utilizado fue la columna. Pese a que diseñaron diferentes tipos, la más usada fue la columna protodórica. Las características de este tipo son las siguientes:

  • Fuste (parte central) cuadrado
  • Capitel (parte superior) en forma de ábaco
  • Base sencilla, sin decoración

El primer arquitecto conocido de la historia fue Imhotep, que nació en Egipto en el 2.690 a.C. Asimismo, era sumo sacerdote de Heliópolis, científico y médico. Diseñó la Pirámide escalonada de Zoser, la primera de la que se tiene constancia.

Gracias a los elementos arquitectónicos, las formas y los sistemas constructivos usados, gran parte de la arquitectura egipcia ha llegado hasta nuestros tiempos.

Arquitectura Religiosa

La religión era una parte fundamental de la sociedad del antiguo Egipto. Por ello, fueron numerosas las grandes construcciones religiosas que elaboraron a lo largo de los años.

Templo

Cultura Egipcia

El templo era el edificio utilizado para honrar a los dioses. La mayoría tenían una distribución semejante, que se dividía en las siguientes partes:

  • Avenida de Esfinges: Un paseo que conducía al templo y estaba lleno de esfinges, unas figuras con cuerpo de león y cabeza humana.
  • Pilono: Era la entrada, formada por un gran muro ante el que se colocaban obeliscos o representaciones del faraón.
  • Sala Hípetra: Un patio abierto rodeado de columnas. En su interior había una gran cantidad de esculturas. Podía entrar cualquier persona.
  • Sala Hipóstila: Se encontraba en el interior. Era una habitación con columnas gigantes a la que sólo podían acceder el faraón, los sacerdotes y los altos cargos.
  • Santuarios: Eran las salas más importantes. La conocida como Sancta Sanctorum era la dedicada al dios principal. En otra sala se encontraba la barca que se sacaba en las procesiones por el río. Solo podían entrar el faraón y el sacerdote principal.

Entre los templos más importantes de la cultura egipcia encontramos el de Karnak, considerado el complejo más grande de Egipto. También destaca el Templo de Lúxor, en la antigua Tebas, gracias a su óptimo estado de conservación.

Por otro lado, había otro tipo de templo, el funerario, cuya función era la de conmemorar a una persona ya fallecida. Un modelo es el Ramesseum, ordenado construir por Ramsés II.

Obelisco

Cultura Egipcia

El obelisco era otra de las representaciones religiosas más destacadas de la cultura egipcia. Consistía en una columna alargada de forma cuadrangular que se elevaba sobre una base de mayor tamaño.

En ella se esculpían inscripciones jeroglíficas que indicaban el faraón que lo había encargado y el dios al que estaba dedicado.




La punta tenía forma de pequeña pirámide y se le conocía como piramidión. Éste solía estar recubierto de oro, bronce o alguna aleación de metales. Los obeliscos más altos llegaron a medir 28 metros.

Desde la aparición del Imperio romano, la mayoría de los obeliscos construidos por los egipcios se transportaron a las grandes ciudades de otras culturas. En la actualidad, tan sólo seis se conservan en Egipto.

Construcciones Funerarias

Los egipcios creían en la vida eterna después de la muerte. Para garantizarla, diseñaron grandes construcciones que siguen asombrando en la actualidad.

Mastaba 

Cultura Egipcia

La mastaba fue el primer modelo de tumba para faraones y personas destacadas que elaboraron los egipcios durante el Periodo Arcaico y el Imperio Antiguo. Era de planta rectangular y contaba con una cámara subterránea en la que dejaban el cuerpo a través de un pozo.

También tenía una capilla para que la gente hiciera ofrendas. Otra sala era el serdab, donde se colocaba una estatua del difunto en la que se pensaba que permanecía el ka, una parte del espíritu humano.

Uno de los ejemplos más famosos de la cultura egipcia es la Mastaba de Idu, en Guiza. Idu fue un importante funcionario de la dinastía VI. Una de las particularidades de este edificio es que cuenta con una puerta falsa.

Pirámide

Cultura Egipcia

Las pirámides son el monumento funerario más reconocido de esta civilización. Comenzaron a elaborarse en la Dinastía III como una construcción fúnebre exclusiva de los faraones. La primera fue la Pirámide de Zoser, del 2.700 a.C.

Este modelo es escalonado, ya que se forma por una superposición de mastabas. Las siguientes se construyeron con una doble pendiente, como es el caso de la del faraón Seneferu. Más tarde, se diseñaron las pirámides lisas.

En el interior de éstas se encontraban pasillos y cámaras que quedaban cerrados tras el entierro del faraón. De esta forma, se protegían su cuerpo y sus riquezas para que se mantuvieran durante toda la eternidad.

Las pirámides más destacadas son las de Giza, tres modelos que pertenecen a los faraones Keops, Kefrén y Micerinos. La de Keops tiene una altura de 145 metros y en su interior cuenta con una galería principal de 37 metros, en la que se hayan dos conductos para que el alma del faraón pudiera salir.

Te puede interesar: Las pirámides de giza (Keops, Kefrén y Micerinos)

Hipogeo 

Cultura Egipcia

Tras la época de las pirámides, llegó la de los hipogeos. Éstos eran tumbas excavadas en la roca que alcanzaron su esplendor en el Imperio Nuevo.

Este cambio se debió a los continuos saqueos que sufrían las pirámides. De este modo, se intentaban esconder al máximo posible las tumbas de los faraones y las riquezas que se encontraban en ellas.

El hipogeo más importante es el del Valle de los Reyes, en Lúxor, la antigua Tebas. En esta ubicación hallamos un total de 28 faraones enterrados a lo largo de 420 años.

Un tipo de tumba parecida fue el speos, que era una combinación entre templo e hipogeo. Por otro lado, los hemispeos contaban con una fachada decorada y una parte excavada en la roca, como es el caso del Templo de Ramsés II, en Abu Simbel.

Arquitectura Civil

La arquitectura civil es la que menos a trascendido de la historia egipcia, ya que son pocos los ejemplos conservados que podemos encontrar hoy en día.

Vivienda

La construcción doméstica, al contrario que los monumentos religiosos, era un tipo de edificación perecedero, ya que se utilizaban materiales como el adobe y el ladrillo. Como consecuencia, no quedan restos en la actualidad y la información que se posee proviene de los relieves de otros edificios.

Las casas tenían una estructura cuadrangular y tan sólo contaban con una entrada. Normalmente, tenían un máximo de tres habitaciones, aunque las clases más altas poseían viviendas más grandes que incluían una parte exclusiva para el servicio.

Algunas de éstas tenían un patio interior del que aprovechaban la luz. Las villas de los nobles se localizaban fuera de las ciudades. Asimismo, alrededor de las pirámides, se formaban ciudades de obreros.

Palacio

Cultura Egipcia

El palacio real era la residencia del faraón y su familia. Se situaba en las afueras de la ciudad y, a veces, para comunicarse con ésta, contaba con una avenida. Se construían con materiales más resistentes.

Entre las distintas habitaciones, se encontraba el salón de recepciones. Un elemento de algunos palacios que llamaba la atención era la ventana de las apariciones, desde la que el faraón se asomaba para que los súbditos lo pudieran ver.

Esta vivienda oficial solía tener además grandes jardines en los que incluso se podían encontrar animales. Uno de los palacios más destacados es el Palacio Norte, en Amarna, en el que se piensa que vivió la reina Nefertiti.

Obras de arte

Las obras de arte que acompañaban a los grandes edificios no pasaban desapercibidas, pues también se caracterizaban por su monumentalismo. La escultura que más se repite en esta cultura es la del faraón con los brazos pegados al cuerpo, aunque también había de dioses y animales.

Así mismo, la figura que más llama la atención es la de la esfinge: una criatura que tiene cuerpo de león y cabeza humana, aunque también hay modelos con cabeza de otro animal, como las esfinges de Karnak.

Cultura Egipcia

Entre las que se conservan, destaca la esfinge de Guiza. Ésta alcanza una longitud de 73 metros y una altura de 20 m. El rostro es el del faraón Kefrén y se piensa que estaba pintada. La finalidad de estas creaciones era la protección de los templos y las tumbas.

En cuanto a la pintura, se elaboraban frescos en los muros de los edificios. La temática era variada y hallamos representaciones religiosas, de la vida cotidiana, etc. Los faraones y las personas importantes se representaban de mayor tamaño que el resto.

Escritura y los jeroglíficos egipcios

La cultura del antiguo Egipto es admirada y estudiada en todo el mundo. El sistema de escritura de esta época fue variando a lo largo de los siglos, aunque el tipo más conocido es el jeroglífico. En este artículo, explicamos la historia y características de cada método.

Tipos de escritura del antiguo Egipto

La lengua egipcia estuvo presente desde el 3.000 a.C. hasta el siglo IV d.C. Por lo tanto, se utilizó durante miles de años y sufrió diferentes modificaciones.

Su significado fue un misterio hasta que, en 1799, una expedición de Napoleón descubrió la Piedra Rosetta, un gran roca en la que aparece un texto escrito en jeroglífico antiguo, egipcio demótico y griego antiguo.

Gracias a ésta, Jean-François Champollion fue la primera persona que descifró la escritura egipcia, concreta mente en el año 1822. A partir de entonces, el interés por esta cultura nunca se ha frenado.

Jeroglífica 

La escritura jeroglífica fue la primera en desarrollarse. Deriva de la pictografía, en la cual se representan objetos en base a dibujos. En total, esta forma de escribir tuvo alrededor de 750 signos. Este sistema resulta interesante para mucha gente e incluso para los niños.

El sistema de escritura era complejo, pues estaba formado por tres componentes distintos:

  • Ideogramas: su significado era el mismo elemento que estaba representando. Por ejemplo, para representar un gato, se trazaba un gato. Estos dibujos también representaban ideas abstractas.
  • Fonogramas: representación de los sonidos. Tenía signos alfabéticos (una letra) y signos silábicos (dos o tres consonantes).
  • Determinativos: como algunos símbolos tenían más de una acepción, se utilizaban los determinativos, signos que indicaban a qué tipo de objeto pertenecía el icono representado.

En el caso de esta imagen, vemos el signo del Ojo de Horus, el cual simboliza el triunfo del bien sobre el mal. Por otro lado, podemos observar un círculo sobre el dios Ra, el cual se llama Shen y representa la eternidad.

Debido a su dificultad, la mayoría de los habitantes no sabían leer los jeroglíficos, tan sólo los sacerdotes, los oficiales del ejército, los funcionarios, los escribas y los faraones.

Este tipo de escritura era utilizada para realizar inscripciones en monumentos, pirámides, sarcófagos, tumbas y esculturas. Por tanto, era un elemento esencial del arte. Tenía un valor sagrado, ya que se le conocía como el “lenguaje de los dioses“.

Los textos se escribían en cualquier sentido, menos de abajo a arriba, y las frases se organizaban en líneas y columnas. No existían reglas de puntuación, por lo que los signos se agrupaban en cuadrados. Para indicar el comienzo del texto, se dibujaba una forma humana o animal. En la siguiente foto se puede ver un ejemplo de inscripción elaborada en horizontal.

No se han conservado restos de escritura musical egipcia, ya que aunque ésta fuera importante en las ceremonias religiosas, se transmitía y enseñaba de forma oral, sin plasmar nada por escrito.

Hierática 

Este tipo de escritura es una forma abreviada de la jeroglífica y se utilizaba de forma complementaria a ésta. Es más sencilla, lo que hace que sea más fácil y rápido representarla.

Para escribir se utilizaba una caña afilada a modo de pincel y tinta negra. La tinta roja se reservaba para resaltar palabras o pasajes del texto. En un principio se escribía de arriba a abajo, pero más tarde pasó a hacerse en horizontal y de derecha a izquierda.

Tenía como finalidad ser la forma de redactar de los textos religiosos, los administrativos, los científicos y los literarios. Por lo tanto, era comúnmente utilizada por los escribas y los sacerdotes.

Los materiales más utilizados eran el papiro y los ostracas, fragmentos de cerámica. Asimismo, también se han descubiertos textos plasmados sobre lino, madera, piedra y cuero.

Demótica

Es una forma abreviada de la hierática y el último tipo de escritura exclusivamente egipcio. Se desarrolló a partir del siglo VII a.C. y continuó hasta el IV d.C., cuando fue sustituida por el griego.

Se considera una abreviación de la lengua hablada. Los signos eran más esquemáticos y tenían un trazado más rápido y sencillo. Se escribía de derecha a izquierda sobre materiales como el papiro.

Se utilizó en el día a día, las transacciones comerciales y la literatura, por lo que la hierática tan sólo se continuó usando para los textos religiosos.

Copta

En la última fase del antiguo Egipto encontramos la escritura copta, la cual tiene su origen en el siglo II a.C. Años después fue utilizada por los cristianos que vivían en esa zona.

Estaba formada por las diferentes letras del alfabeto griego, además de seis caracteres demóticos, ya que algunos sonidos utilizados no tenían su equivalente griego.

Durante esta época hubo dos dialectos diferentes. El sahídico, propio del Alto Egipto, y el boháirico, del Bajo Egipto. Su uso decayó para darle paso al árabe en el siglo VII.

Por ello, actualmente, en Egipto se utiliza el árabe egipcio como idioma oficial, el cual no tiene nada que ver con la escritura del antiguo imperio. En algunas zonas también se practica el bereber y el idioma nubio. El copto es usado en las liturgias de los cristianos coptos.

Sistema alfanumérico

Los egipcios también contaban con su propio sistema numérico y realizaban operaciones matemáticas. Además, el alfabeto era una parte esencial de su lengua.

Los números 

En el antiguo Egipto eran representados los números, desde el uno hasta los millones. Fueron los primeros en desarrollar el sistema de numeración decimal, es decir, que tiene como base el número 10.

Se podían escribir tanto en expresión numérica como en palabra, aunque sólo se solían utilizar las palabras del número uno y del dos. El nombre de los números del uno al diez eran los siguientes:

  1. Ua
  2. Senu
  3. Jemet
  4. Fedu
  5. Diu
  6. Sisu
  7. Sefeju
  8. Jemenu
  9. Pesedyu
  10. Med

Se solían representar en papiro u ostraca, por lo que utilizaban más la escritura hierática que la jeroglífica. Los egipcios también contaban con números ordinales y se les considera los padres de las matemáticas avanzadas.

Para representar una suma, utilizaban el signo jeroglífico de los pies apuntando en la dirección de la escritura. Para restar, dibujaban estos pies en la dirección contraria.




Por otro lado, para indicar una fracción, dibujaban el símbolo de la boca. Para representar las fracciones, usaron las partes del símbolo del Ojo de Horus. Por ejemplo, 1/4 era un círculo, correspondiente a la pupila del ojo.

El abecedario

Como hemos explicado anteriormente, la escritura egipcia estaba formada por ideogramas, fonogramas y determinativos. Son los fonogramas, la representación de sonidos, los que conforman una especie de alfabeto egipcio.

Este abecedario no tiene vocales, está formado por 24 consonantes. Tiene gran relevancia histórica, ya que inspiró a las culturas posteriores. Los fenicios fueron los primeros en utilizar el alfabeto como la única base de su escritura.

Los símbolos para representar estas consonantes son variados. Predominan las formas animales, como pájaros y reptiles. También encontramos numerosas partes del cuerpo humano, como la pierna, el brazo o la mano.

[Total:0    Promedio:0/5]